Uff, la emoción se empieza a adueñar de mí. Es la primera, y última vez, que la cuenta atrás es en singular.

Mañana es la última entrada del Diario. Me cuesta de creer, pero bueno, dejemos las despedidas para mañana.

Hoy toca volar a Bilbao, al menos a mí, aunque tú, si vas a los cursos pre-congreso, igual ya estás allí.

Ayer te di varios porqués de por qué pensaba que tenías que votar a Somos+, ojalá lo hayas hecho, y si aún no lo has hecho, y quieres votarnos, hazlo lo antes que te sea posible.

Este Diario lo empecé hace 308 días para que tuvieras la oportunidad de conocerme mejor, espero haberlo conseguido, si así lo has querido. Que pudieras entender por qué pienso como pienso, y por qué actúo como actúo. Que fueras consciente de mi forma de ver el mundo, y de entender el liderazgo y el éxito, personal y de cualquier organización en la que tenga algo que decir.

La vida me ha puesto en una tesitura completamente inesperada a como estaba cuando empecé a escribir este Diario. A veces estas cosas ocurren. Y soy consciente de que igual que vino, en cualquier instante puede irse, y se irá, pero mientras tanto, la intento disfrutar al máximo.

Mañana sabremos, por la tarde, si la vida me pone en otra tesitura más, esta sí buscada activamente, o no. Si lo hace, me encantará, y mi proceder no diferirá mucho de lo hecho en otros entornos, porque no entiendo otra forma de hacer las cosas. Y si no, pues lo asumiré, y me centraré solo en mi tesitura actual, que me encanta.

Pase lo que pase mañana, sí espero, o más bien deseo, que quienes ostenten la responsabilidad de dirigir la SEFH, tengan la sensibilidad, y el buen juicio y criterio, de volver a unir esta Sociedad, seamos nosotros, o no, por el bien común.

Y a ti, hoy, solo puedo empezar a darte las gracias por estar ahí, leyendo. Mañana me despediré.

Falta 1 día.

Comparte esta entrada del Diario

Uff, la emoción se empieza a adueñar de mí. Es la primera, y última vez, que la cuenta atrás es en singular.

Mañana es la última entrada del Diario. Me cuesta de creer, pero bueno, dejemos las despedidas para mañana.

Hoy toca volar a Bilbao, al menos a mí, aunque tú, si vas a los cursos pre-congreso, igual ya estás allí.

Ayer te di varios porqués de por qué pensaba que tenías que votar a Somos+, ojalá lo hayas hecho, y si aún no lo has hecho, y quieres votarnos, hazlo lo antes que te sea posible.

Este Diario lo empecé hace 308 días para que tuvieras la oportunidad de conocerme mejor, espero haberlo conseguido, si así lo has querido. Que pudieras entender por qué pienso como pienso, y por qué actúo como actúo. Que fueras consciente de mi forma de ver el mundo, y de entender el liderazgo y el éxito, personal y de cualquier organización en la que tenga algo que decir.

La vida me ha puesto en una tesitura completamente inesperada a como estaba cuando empecé a escribir este Diario. A veces estas cosas ocurren. Y soy consciente de que igual que vino, en cualquier instante puede irse, y se irá, pero mientras tanto, la intento disfrutar al máximo.

Mañana sabremos, por la tarde, si la vida me pone en otra tesitura más, esta sí buscada activamente, o no. Si lo hace, me encantará, y mi proceder no diferirá mucho de lo hecho en otros entornos, porque no entiendo otra forma de hacer las cosas. Y si no, pues lo asumiré, y me centraré solo en mi tesitura actual, que me encanta.

Pase lo que pase mañana, sí espero, o más bien deseo, que quienes ostenten la responsabilidad de dirigir la SEFH, tengan la sensibilidad, y el buen juicio y criterio, de volver a unir esta Sociedad, seamos nosotros, o no, por el bien común.

Y a ti, hoy, solo puedo empezar a darte las gracias por estar ahí, leyendo. Mañana me despediré.

Falta 1 día.

Comparte esta entrada del Diario