Ya sé qué habrá a quién le nacerá contradecirme casi de inmediato, pero aquí no estoy hablando de especializarse o no en algo, sino de la diversificación de las fuentes de ingreso de una sociedad científica, que es la tercera idea fuerza de Somos+ en cuanto a política económica, además del «Saldo Cero» y la «Independencia de patrocinios externos en proyectos, actividades e iniciativas estratégicas».

Recuerdas que el día 187 te conté la fábula de «Gallinita Dorada S.A.» que acababa diciendo «No pongas todos tus huevos en una canasta, diversifica y prospera», pues eso.

Es fundamental, con el fin de garantizar su independencia, su capacidad de actuación, y su supervivencia económica en el medio y largo plazo, que la SEFH diversifique sus fuentes de ingresos, más allá de las cuotas de socios y los patrocinios de todo tipo de la industria farmacéutica.

No es tarea fácil, somos conscientes, pero o empezamos a trabajar en esto, o nunca lo haremos.

Probablemente, los primeros resultados no sean gran cosa, o sí, quién sabe, pero poco a poco tienen que ir mejorando. Todo es cuestión de ir probando diferentes fórmulas, y ver cómo funcionan. Fórmulas, que, además, el algunos casos no son tan extrañas, ya que hay referentes de ello.

En definitiva, que en este caso y contexto, diversificar es de sabios.

Y tú, ¿estás de acuerdo con trabajar para diversificar las fuentes de ingresos de la SEFH?

Faltan 36 días.

Comparte esta entrada del Diario

Ya sé qué habrá a quién le nacerá contradecirme casi de inmediato, pero aquí no estoy hablando de especializarse o no en algo, sino de la diversificación de las fuentes de ingreso de una sociedad científica, que es la tercera idea fuerza de Somos+ en cuanto a política económica, además del «Saldo Cero» y la «Independencia de patrocinios externos en proyectos, actividades e iniciativas estratégicas».

Recuerdas que el día 187 te conté la fábula de «Gallinita Dorada S.A.» que acababa diciendo «No pongas todos tus huevos en una canasta, diversifica y prospera», pues eso.

Es fundamental, con el fin de garantizar su independencia, su capacidad de actuación, y su supervivencia económica en el medio y largo plazo, que la SEFH diversifique sus fuentes de ingresos, más allá de las cuotas de socios y los patrocinios de todo tipo de la industria farmacéutica.

No es tarea fácil, somos conscientes, pero o empezamos a trabajar en esto, o nunca lo haremos.

Probablemente, los primeros resultados no sean gran cosa, o sí, quién sabe, pero poco a poco tienen que ir mejorando. Todo es cuestión de ir probando diferentes fórmulas, y ver cómo funcionan. Fórmulas, que, además, el algunos casos no son tan extrañas, ya que hay referentes de ello.

En definitiva, que en este caso y contexto, diversificar es de sabios.

Y tú, ¿estás de acuerdo con trabajar para diversificar las fuentes de ingresos de la SEFH?

Faltan 36 días.

Comparte esta entrada del Diario