Es agosto, periodo vacacional, y seguro que cuentas con personal nuevo, habitualmente con menos experiencia que el habitual, y es en este contexto donde cobran aún mayor importancia de la habitual, si cabe, el disponer de procedimientos normalizados de trabajo (PNTs), y cumplirlos a rajatabla.

El otro día a un compañero se le olvidó hacer una tarea en el día y momento definido. En principio, nada que no se pudiera solucionar más adelante. Pero como suele ocurrir, el resto de las circunstancias tampoco fueron las habituales, y el proceso se tensó mucho. Cualquiera de las circunstancias posteriores, si la primera se hubiera realizado en tiempo y forma, no hubieran supuesto un problema, y al revés, pero las dos juntas si empezaron a suponer un problema, aunque al final se solucionó todo.

Cumplir con los PNTs es esencial para garantizar el éxito y la eficiencia en cualquier organización. Estas directrices establecidas sirven como hoja de ruta para llevar a cabo tareas de manera consistente y segura. Al adherirse a ellos, se evitan errores de todo tipo y se minimiza el riesgo de accidentes o malentendidos.

Los PNTs también promueven la uniformidad en la calidad del trabajo realizado, lo que conduce a la satisfacción del cliente y a una reputación positiva para la organización. Además, al seguir estos protocolos, se mejora la productividad y se fomenta un ambiente de trabajo organizado y estructurado.

Cumplir con los PNTs, además, demuestra el compromiso del equipo hacia la excelencia y la mejora continua.

En resumen, es importante tener PNTs, y es importante la adherencia a los PNTs para optimizar la eficiencia, la calidad y la seguridad en cualquier entorno laboral. Es una piedra angular para el progreso y el éxito sostenible de cualquier empresa u organización.

Y esto, además, es completamente aplicable a tu productividad personal. Definir los PNTs en aspectos de tu propia productividad personal es algo de lo que hablaremos otro día.

Y tú, ¿coincides en dar esta importancia a los PNTs?

Faltan 56 días.

Comparte esta entrada del Diario

Es agosto, periodo vacacional, y seguro que cuentas con personal nuevo, habitualmente con menos experiencia que el habitual, y es en este contexto donde cobran aún mayor importancia de la habitual, si cabe, el disponer de procedimientos normalizados de trabajo (PNTs), y cumplirlos a rajatabla.

El otro día a un compañero se le olvidó hacer una tarea en el día y momento definido. En principio, nada que no se pudiera solucionar más adelante. Pero como suele ocurrir, el resto de las circunstancias tampoco fueron las habituales, y el proceso se tensó mucho. Cualquiera de las circunstancias posteriores, si la primera se hubiera realizado en tiempo y forma, no hubieran supuesto un problema, y al revés, pero las dos juntas si empezaron a suponer un problema, aunque al final se solucionó todo.

Cumplir con los PNTs es esencial para garantizar el éxito y la eficiencia en cualquier organización. Estas directrices establecidas sirven como hoja de ruta para llevar a cabo tareas de manera consistente y segura. Al adherirse a ellos, se evitan errores de todo tipo y se minimiza el riesgo de accidentes o malentendidos.

Los PNTs también promueven la uniformidad en la calidad del trabajo realizado, lo que conduce a la satisfacción del cliente y a una reputación positiva para la organización. Además, al seguir estos protocolos, se mejora la productividad y se fomenta un ambiente de trabajo organizado y estructurado.

Cumplir con los PNTs, además, demuestra el compromiso del equipo hacia la excelencia y la mejora continua.

En resumen, es importante tener PNTs, y es importante la adherencia a los PNTs para optimizar la eficiencia, la calidad y la seguridad en cualquier entorno laboral. Es una piedra angular para el progreso y el éxito sostenible de cualquier empresa u organización.

Y esto, además, es completamente aplicable a tu productividad personal. Definir los PNTs en aspectos de tu propia productividad personal es algo de lo que hablaremos otro día.

Y tú, ¿coincides en dar esta importancia a los PNTs?

Faltan 56 días.

Comparte esta entrada del Diario