¿Te acuerdas de que ya hace unos meses te contaba que no me leía ni mi mujer?, pues hemos tenido una parecida.

El otro día llegó mi mujer a casa de trabajar, recuerda que también es farmacéutica de hospital, y lo primero que me dijo fue apunta este nombre. Y empezó a contarme emocionada lo que había escuchado de una mujer de Alicante, especialista en inteligencia artificial, y de cómo pensaba que se podía aplicar lo que había escuchado a la farmacia hospitalaria, y en la SEFH.

Se lo agradecí, me apunté el nombre de esta mujer, y después, la miré, sonreí, y le dije: «No me lees». Se puso un poco colorada y tras desmentirlo, insistí en que no me leía, hasta que al final reconoció que igual todos los días, no.

Estaba tan seguro de que no me leía todos los días, porque, aunque ella no recordara su nombre, si debiera recordar que un día escribí sobre un proyecto de Somos+ sobre inteligencia artificial al que denominamos FHarmIA.

Ya te conté entonces que soy consciente de que leerme todos los días es bastante utópico, aunque no creas, que tengo mi público. Incluso hay quien me ha echado de menos en vacaciones.

Bueno, pues eso, que en Somos+ pensamos que debe ser la SEFH quien, en los próximos cuatro años, tiene que apostar de una forma contundente y sin ningún tipo de paliativos, por liderar la integración de la inteligencia artificial en la práctica asistencial de la farmacia hospitalaria.

Y a ti, te vuelvo a preguntar, igual que hace meses, ¿tu pareja te leería?

Faltan 67 días.

Comparte esta entrada del Diario

¿Te acuerdas de que ya hace unos meses te contaba que no me leía ni mi mujer?, pues hemos tenido una parecida.

El otro día llegó mi mujer a casa de trabajar, recuerda que también es farmacéutica de hospital, y lo primero que me dijo fue apunta este nombre. Y empezó a contarme emocionada lo que había escuchado de una mujer de Alicante, especialista en inteligencia artificial, y de cómo pensaba que se podía aplicar lo que había escuchado a la farmacia hospitalaria, y en la SEFH.

Se lo agradecí, me apunté el nombre de esta mujer, y después, la miré, sonreí, y le dije: «No me lees». Se puso un poco colorada y tras desmentirlo, insistí en que no me leía, hasta que al final reconoció que igual todos los días, no.

Estaba tan seguro de que no me leía todos los días, porque, aunque ella no recordara su nombre, si debiera recordar que un día escribí sobre un proyecto de Somos+ sobre inteligencia artificial al que denominamos FHarmIA.

Ya te conté entonces que soy consciente de que leerme todos los días es bastante utópico, aunque no creas, que tengo mi público. Incluso hay quien me ha echado de menos en vacaciones.

Bueno, pues eso, que en Somos+ pensamos que debe ser la SEFH quien, en los próximos cuatro años, tiene que apostar de una forma contundente y sin ningún tipo de paliativos, por liderar la integración de la inteligencia artificial en la práctica asistencial de la farmacia hospitalaria.

Y a ti, te vuelvo a preguntar, igual que hace meses, ¿tu pareja te leería?

Faltan 67 días.

Comparte esta entrada del Diario