Andaba enfurruñado el otro día con mi hijo. Le dije varias veces, «pero ¡¡quieres escuchar!!«, y él se despachaba con varios «es que no me escuchas«. Probablemente, algo de todo había.

La escucha es una parte crucial del proceso de comunicación entre las personas y tiene un impacto significativo en todos los aspectos de nuestras relaciones interpersonales.

  • Es básica para comprender lo que otra persona intenta transmitir, y evitar así malas interpretaciones, que pueden conducir a confusiones, malentendidos y errores.
  • Es necesaria para generar empatía y vínculos emocionales, por lo que es esencial para una comunicación saludable y relaciones exitosas.
  • Nos permite mostrar respeto al otro, al demostrar que valoramos su punto de vista y que estamos dispuestos a tomar el tiempo para entenderlo, lo que permite construir confianza.
  • Permite solucionar problemas y conflictos al recopilar diferentes puntos de vista y comprender plenamente el problema antes de tomar una decisión, dando lugar a soluciones más efectivas y equitativas.
  • Mejora el aprendizaje, lo que nos permite crecer, mejorar nuestras habilidades y ampliar nuestras perspectivas.
  • Y, al escuchar a otro, hacemos que se sienta escuchado, validado y comprendido, lo que sin duda redunda en una relación más saludable y satisfactoria.

En fin, que todo son ventajas, aunque como ya sabes, hay que hacer un esfuerzo importante por escuchar (no solo por oír), pero es un esfuerzo de los que merecen la pena.

En Somos+ vamos a hacer este esfuerzo, en breve te lo contamos.

Y tú, ¿prácticas la escucha lo suficiente?

Faltan 105 días.

Comparte esta entrada del Diario

Andaba enfurruñado el otro día con mi hijo. Le dije varias veces, «pero ¡¡quieres escuchar!!«, y él se despachaba con varios «es que no me escuchas«. Probablemente, algo de todo había.

La escucha es una parte crucial del proceso de comunicación entre las personas y tiene un impacto significativo en todos los aspectos de nuestras relaciones interpersonales.

  • Es básica para comprender lo que otra persona intenta transmitir, y evitar así malas interpretaciones, que pueden conducir a confusiones, malentendidos y errores.
  • Es necesaria para generar empatía y vínculos emocionales, por lo que es esencial para una comunicación saludable y relaciones exitosas.
  • Nos permite mostrar respeto al otro, al demostrar que valoramos su punto de vista y que estamos dispuestos a tomar el tiempo para entenderlo, lo que permite construir confianza.
  • Permite solucionar problemas y conflictos al recopilar diferentes puntos de vista y comprender plenamente el problema antes de tomar una decisión, dando lugar a soluciones más efectivas y equitativas.
  • Mejora el aprendizaje, lo que nos permite crecer, mejorar nuestras habilidades y ampliar nuestras perspectivas.
  • Y, al escuchar a otro, hacemos que se sienta escuchado, validado y comprendido, lo que sin duda redunda en una relación más saludable y satisfactoria.

En fin, que todo son ventajas, aunque como ya sabes, hay que hacer un esfuerzo importante por escuchar (no solo por oír), pero es un esfuerzo de los que merecen la pena.

En Somos+ vamos a hacer este esfuerzo, en breve te lo contamos.

Y tú, ¿prácticas la escucha lo suficiente?

Faltan 105 días.

Comparte esta entrada del Diario