Si tienes hijos, seguro que te ha pasado que te asombran con palabras o términos que desconoces.

Hace no mucho, mi hijo, probándose una ropa nueva que le habíamos comprado, al preguntarle si le gustaba, nos contestó «Sí, papá, estoy fachero, facherito».

En el primer instante, mi mujer y yo nos quedamos muy parados. ¿Qué estaba diciendo el niño?, y sobre todo, ¿sabía lo que significaba lo que estaba diciendo?

Pues resulta que sí, que él sí sabía lo que decía, y éramos nosotros los que no lo sabíamos, o más bien, interpretabamos otra cosa.

Y es que resulta que «Fachero» es un término coloquial utilizado en algunos países de habla hispana, especialmente en Argentina y Uruguay, para describir a alguien que es atractivo físicamente. La palabra «fachero» proviene de «facha», que en este contexto se refiere al aspecto o apariencia de una persona. Ser «fachero» es, en otras palabras, tener «buena facha».

Así, las características que definen a alguien como fachero pueden variar según los gustos y preferencias individuales, pero generalmente incluyen aspectos relacionados con la apariencia física, como un rostro atractivo, un cuerpo en forma, una buena higiene y cuidado personal, estilo y vestimenta, o también la postura y el lenguaje corporal.

Mi hijo y sus amigos tienen completamente integrada esta palabra, con esta acepción, probablemente derivada de ver videos en Youtube de otros niños o influencers de estos países.

¿Por qué te cuento esto?, pues porque es fundamental asegurarse en un proceso de comunicación, que lo que tú transmites es lo mismo que interpreta el receptor, o al revés, como en este ejemplo.

Y por eso no me gustan las conversaciones por redes sociales o mensajería, y no las fomento. Porque son carentes de lenguaje corporal, de voz en la mayoría de las ocasiones, y el mensaje, según la red, está limitado a un número muy reducido de caracteres. Dicen que ese es su aliciente, aunque para mí, ese es el problema, que el proceso de comunicación es nefasto.

Y tú, ¿conocías el significado de fachero?, ¿te gustan las conversaciones por redes sociales?

Faltan 138 días.

Comparte esta entrada del Diario

Si tienes hijos, seguro que te ha pasado que te asombran con palabras o términos que desconoces.

Hace no mucho, mi hijo, probándose una ropa nueva que le habíamos comprado, al preguntarle si le gustaba, nos contestó «Sí, papá, estoy fachero, facherito».

En el primer instante, mi mujer y yo nos quedamos muy parados. ¿Qué estaba diciendo el niño?, y sobre todo, ¿sabía lo que significaba lo que estaba diciendo?

Pues resulta que sí, que él sí sabía lo que decía, y éramos nosotros los que no lo sabíamos, o más bien, interpretabamos otra cosa.

Y es que resulta que «Fachero» es un término coloquial utilizado en algunos países de habla hispana, especialmente en Argentina y Uruguay, para describir a alguien que es atractivo físicamente. La palabra «fachero» proviene de «facha», que en este contexto se refiere al aspecto o apariencia de una persona. Ser «fachero» es, en otras palabras, tener «buena facha».

Así, las características que definen a alguien como fachero pueden variar según los gustos y preferencias individuales, pero generalmente incluyen aspectos relacionados con la apariencia física, como un rostro atractivo, un cuerpo en forma, una buena higiene y cuidado personal, estilo y vestimenta, o también la postura y el lenguaje corporal.

Mi hijo y sus amigos tienen completamente integrada esta palabra, con esta acepción, probablemente derivada de ver videos en Youtube de otros niños o influencers de estos países.

¿Por qué te cuento esto?, pues porque es fundamental asegurarse en un proceso de comunicación, que lo que tú transmites es lo mismo que interpreta el receptor, o al revés, como en este ejemplo.

Y por eso no me gustan las conversaciones por redes sociales o mensajería, y no las fomento. Porque son carentes de lenguaje corporal, de voz en la mayoría de las ocasiones, y el mensaje, según la red, está limitado a un número muy reducido de caracteres. Dicen que ese es su aliciente, aunque para mí, ese es el problema, que el proceso de comunicación es nefasto.

Y tú, ¿conocías el significado de fachero?, ¿te gustan las conversaciones por redes sociales?

Faltan 138 días.

Comparte esta entrada del Diario