La vida es simple, somos nosotros quienes la complicamos.

Tengo el convencimiento de que la vida, en realidad, es bastante simple, porque solo necesitamos tres cosas para vivirla plenamente. Claridad, autodisciplina y resiliencia, de ahí el acrónimo CAR.

Con la claridad consigues tener absolutamente claro lo que quieres, lo cual te permite enfocarte exclusivamente en eso que quieres, y no en otras cosas. ¿Cómo se consigue?, pues ya te lo he contado, con el despliegue de tu «perspectiva».

La autodisciplina es fundamental, porque cada persona es responsable de su propia vida. No son los demás, es uno o una misma. Cada cual es responsable de hacer que las cosas ocurran. Y la autodisciplina es absolutamente necesaria para conseguirlo, y una de las claves principales en la productividad personal. Un triunfo o un éxito se consigue en un determinado momento, pero se ha ganado en el conjunto de momentos en que se ha estado trabajando para conseguirlo.

El tercer elemento, la resiliencia, es completamente necesaria, porque muchas veces, aun teniéndolo todo claro, y aun haciendo las cosas que hay que hacer, puede ocurrir, y ocurre, que las cosas no salgan bien. Y aunque entran unas ganas inmensas de mandarlo todo a hacer puñetas, hay que levantarse y seguir. No hay más secreto. Recuerda las películas de Rocky, son el icono de la resiliencia. Ganaba porque siempre se levantaba

Pues eso, que la vida es simple, lo cual no significa que sea fácil. Sé feliz.

Y tú, ¿estás de acuerdo con el acrónimo CAR?

Faltan 159 días.

Comparte esta entrada del Diario

La vida es simple, somos nosotros quienes la complicamos.

Tengo el convencimiento de que la vida, en realidad, es bastante simple, porque solo necesitamos tres cosas para vivirla plenamente. Claridad, autodisciplina y resiliencia, de ahí el acrónimo CAR.

Con la claridad consigues tener absolutamente claro lo que quieres, lo cual te permite enfocarte exclusivamente en eso que quieres, y no en otras cosas. ¿Cómo se consigue?, pues ya te lo he contado, con el despliegue de tu «perspectiva».

La autodisciplina es fundamental, porque cada persona es responsable de su propia vida. No son los demás, es uno o una misma. Cada cual es responsable de hacer que las cosas ocurran. Y la autodisciplina es absolutamente necesaria para conseguirlo, y una de las claves principales en la productividad personal. Un triunfo o un éxito se consigue en un determinado momento, pero se ha ganado en el conjunto de momentos en que se ha estado trabajando para conseguirlo.

El tercer elemento, la resiliencia, es completamente necesaria, porque muchas veces, aun teniéndolo todo claro, y aun haciendo las cosas que hay que hacer, puede ocurrir, y ocurre, que las cosas no salgan bien. Y aunque entran unas ganas inmensas de mandarlo todo a hacer puñetas, hay que levantarse y seguir. No hay más secreto. Recuerda las películas de Rocky, son el icono de la resiliencia. Ganaba porque siempre se levantaba

Pues eso, que la vida es simple, lo cual no significa que sea fácil. Sé feliz.

Y tú, ¿estás de acuerdo con el acrónimo CAR?

Faltan 159 días.

Comparte esta entrada del Diario